20 noviembre 2017

PINCELADAS PRETÉRITAS DEL BARRIO


Foto: Gentileza Club Premier.

Regresemos imaginariamente a la década del sesenta para recordar a la famosa “Canchita de Machado”.
La citada canchita estaba ubicada en el descampado conformado por la conjunción o continuidad de los fondos de los predios de la entonces Feria Municipal (actual playa de estacionamiento y parrilla de Acoyte 570/2/6/8)*, y el de la Escuela Municipal Benjamín Matienzo y Jardín de Infantes anexo, ambos sobre Hidalgo 635/627 respectivamente (recordemos que en esa época no existía este último, y que era un terreno baldío aledaño a la escuela).
Esa canchita era utilizada por los chicos del barrio tanto para la realización de partidos de fútbol como lugar de encuentro. Recibía el nombre de Machado, dado que allí habitaban el señor Machado con su familia, que era casero de algunos de los citados establecimientos.
Por último, cabe recordar que el señor Machado era el encargado de colocar el antiguo toldo protector desmontable en el atrio de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores por la mañana de los sábados que hubiera casamientos (que en esa época eran casi todos los sábados), a efectos de resguardar de posibles lluvias a la concurrencia, en oportunidad del ingreso al templo de los novios y parientes para la ceremonia a la noche. Con el transcurso de los años la Parroquia instaló una cobertura definitiva a lo largo del atrio, que es la que luce en la actualidad.

Pasaje “ La Conejera ”:
Nos tenemos que remontar a las décadas de los ´60 y ´70, para saber que el pasaje San Sebastián era popularmente conocido como “La Conejera ”. Los vecinos de la zona lo llamaban de esa manera debido a la gran cantidad de niños que habitaban en las casitas allí ubicadas. Recordemos que el pasaje en cuestión corre paralelo (y entre) las calles Otamendi y Campichuelo, y se extiende desde Avellaneda hasta Aranguren.

                                                                            JORGE KUNIC
Antiguo vecino
*Actualmente están construyendo allí  un edificio.
(Publicado originalmente en nuestras ediciones Nº 14 y 18, de abril y septiembre de 2006 respectivamente)

No hay comentarios: