13 junio 2017

CALLE SAN IRENEO



Calle de San Ireneo
de las dos paredes viejas,
cansadas de ver las mismas
caras por iguales rejas.

Revoques que muestran huesos
y pulpa de la pared,
ladrillos que se desangran
o que se mueren de sed.

Piedras que saben historia,
cielo de cinta azulada
y una geométrica luna
como si fuera encargada.

Hiedras, pinos, sombras, frailes,
añeja puerta española;
calle para amores, duelos
y balazos de pistola.

EDUARDO VACCARO

23 mayo 2017

AQUEL VIEJO OLOR DEL SUBTE “A”


Foto: Pedro Patricio Torres, 27 de febrero de 2009.

Hasta el 11 de enero de 2013, la línea A tuvo el record de tener en servicio regular los coches más antiguos del mundo. En sus más de 99 años de carrera, estos vehículos sufrieron una lenta y, en ocasiones, tortuosa evolución. Cuando se construyeron, a principios del siglo XX, conjugaban los últimos avances de la Segunda Revolución Industrial con la antigua tradición artesanal de la madera. En sus últimos años de carrera compartieron el trajín diario con trenes FIAT mucho más modernos, hasta que cedieron la posta a la nueva generación de coches CNR, construidos en China bajo la licencia Alstom (…) Un detalle que solía llamar la atención de los que visitaban ocasionalmente la línea A era el persistente olor a pino que se podía sentir en las estaciones. La razón de ello era que, hasta unos pocos años antes de su salida de servicio, los coches de madera tenían zapatas de freno del mismo material. Efectivamente, en lugar de utilizarlas de metal o compuestos sintéticos, empleaba piezas de pino tallado y cocido de creosota. Al frenar, sobre todo en los tramos donde levantaba mucha velocidad, el calor generado por la fricción desprendía ese aroma tan característico de la línea. Se dice que, a mediados de los años `80, se ensayaron zapatas de material sintético, como las que ya se empleaban en el material rodante de las otras líneas, pero las pruebas demostraron que la madera tenía mejores cualidades. A mediados de la primera década del nuevo milenio, finalmente desaparecieron las zapatas de madera y, con ellas, uno de los rasgos más distintos del subte. Porque, verdaderamente, viajar en la línea A era una experiencia sinestética muy singular.*

RICARDO BARREIRo
Extracto de su obra “100 años bajo Buenos Aires. Historia de la línea A”, Ed. Dunken, Bs. As., 2015 (pags. 49, 53 y 54).

16 mayo 2017

EL TANGO SIEMPRE TE DA ALGO MÁS



La salida de un nuevo trabajo discográfico hecho acá y desde abajo, siempre es una buena noticia. Pero si también destacamos que dicha obra revisita clásicos del tango, el gusto el doble. Porque de este modo, nuestra música ciudadana nos demuestra que siempre tiene algo más para dar.
En esta ocasión, la cantante Alejandra Haydeé Palermo presenta su disco debut titulado “La Palermo. ¡Siempre más!”. El mismo fue grabado y masterizado en los estudios Liberty de Juan Libertella, bajo la dirección de Daniel Lamberti quien también arregló los temas y se encargó de tocar el piano. La orquesta se completa con Héctor Silva en bandoneón, Christine Brebes en violín, Bucky Arcella en bajo y Jorge Pemoff en percusión.
“La Palermo. ¡Siempre más!” incluye temas inmortales de los hermanos Expósito, Astor Piazzolla y Eladia Blázquez, de la cual la cantante tomó algo para forjar su estilo. Pero también presenta “Persianas y silencio” (un tema inédito con letra de Oscar Ferreyro y música de la propia Alejandra Palermo) y “A cielo partido”, de la autora contemporánea Marta Pizzo, quien estampó su denuncia en forma de tango: “A mi ciudad le están prohibiendo todo el cielo/ Con una fría cachetada de hormigón,/ Monstruos de hierro se le oxidan en el pecho/ Bloques de olvido van clavando su aguijón” manifiesta de entrada.
La presentación del disco se realizará el sábado 20 de mayo en el Teatro Municipal “Julio Martinelli” (Gral. Lavalle 3021, San Fernando), bajo el auspicio de la Municipalidad de San Fernando. Próximamente será el turno del estreno en nuestra ciudad.

Contacto:
Correo electrónico: alejandrapalermo2003@yahoo.com.ar
Facebook: La Palermo cantante

09 mayo 2017

LA IMAGEN DE HOY

Foto: Aún hoy sigue funcionando el anfiteatro del Parque Centenario (Foto:www.disfrutemosba.buenosaires.gob.ar, circa febrero de 2017).

LA IMAGEN DEL AYER

Foto: De este modo lucía el entonces recién inaugurado Anfiteatro "Eva Perón" del Parque Centenario durante un espectáculo (Foto: Revista "PBT", 12 de junio de 1953).

04 mayo 2017

“LA ORTODOXIA SIGNIFICA NO PENSAR…”



“…Le estamos dando al idioma su forma final, la forma que tendrá cuando nadie hable más que neolengua. Cuando terminemos nuestra labor, tendréis que empezar a aprenderlo de nuevo. Creerás, seguramente, que nuestro principal trabajo consiste en inventar nuevas palabras. Nada de eso. Lo que hacemos es destruir palabras, centenares de palabras cada día. Estamos podando el idioma para dejarlo en los huesos. (…)
– ¿No ves que la finalidad de la neolengua es limitar el alcance del pensamiento, estrechar el radio de acción de la mente? Al final, acabamos haciendo imposible todo crimen del pensamiento. En efecto, ¿cómo puede haber crimen tal si cada concepto se expresa claramente con una sola palabra, una palabra cuyo significado esté decidido rigurosamente y con todos sus significados secundarios eliminados y olvidados para siempre? (…) Por supuesto, tampoco ahora hay justificación alguna para cometer crimen por el pensamiento. Sólo es cuestión de autodisciplina, de control de la realidad. Pero llegará un día en que ni esto será preciso. La revolución será completa cuando la lengua sea perfecta. (…) Hacia el 2050, quizá antes, habrá desaparecido todo conocimiento efectivo del viejo idioma. Toda la literatura del pasado habrá sido destruida. Chaucer, Shakespeare, Milton, Byron… sólo existirán en versiones neolingüísticas, no solo transformados en algo muy diferente, sino convertidos en lo contrario de lo que eran. Incluso la literatura del partido cambiará; hasta los slogans serán otros. ¿Cómo vas a tener un slogan como el de “la libertad es la esclavitud” cuando el concepto de libertad no exista? Todo el clima del pensamiento será distinto. En realidad, no habrá pensamiento en el sentido en que ahora lo entendemos. La ortodoxia significa no pensar, no necesitar el pensamiento. Nuestra ortodoxia es la inconsciencia”.*
GEORGE ORWELL
* Extracto de su obra “1984”, citado en Casas, Aldo: “Karl Marx, nuestro compañero”, Ediciones
Herramienta, Buenos Aires, 2017 (página 41).
Foto: www.misionesparatodos.com

25 abril 2017

POÉTICA





Tras escribir en el papel la palabra coyote
hay que vigilar que ese vocablo carnicero
no se apodere de la página.
Que no logre esconderse
detrás de la palabra jacarandá
a esperar a que pase la palabra liebre y destrozarla.
Para evitarlo,
para dar voces de alerta
al momento en que el coyote
prepara con sigilo su emboscada,
algunos viejos maestros
que conocen los conjuros del lenguaje.
Aconsejan trazar la palabra cerilla,
rastrillarla en la palabra piedra
y prender la palabra hoguera para alejarlo.
No hay coyote ni chacal, no hay hiena ni jaguar.
No hay puma ni lobo que no huyan.
Cuando el fuego conversa con el aire.

JUAN MANUEL ROCA