10 julio 2018

UNA Y MIL VECES




Creo en los sueños de la vida
en las profecías que brotan de su savia
en la esperanza que se entrama
entre sus sagas.
En la pasión.
En la fuerza.
En la constancia de la firmeza.
En la ternura del regocijo.
Creo en la savia de la vida.
De esa vida que arranca despertares
que ensueña corazones y revive el paso quedo.
Creo en los recodos y en los descansos
en los tiempos que atesoran esperas
Amaneceres
Nuevos soles

Creo que puedo morir.
Morir de creencia
de pasión
y volver a nacer.

Nacer…
Una y mil veces.

NANCY SLUPSKI

27 junio 2018

MUJERES EMPODERADAS




El empoderamiento de las mujeres es el hecho político más importante de los últimos años. Claro que si bien este fenómeno se viene construyendo por lo bajo hace décadas, la irrupción del colectivo “Ni una Menos” instaló las luchas feministas en la agenda pública. Tanto es así que los políticos profesionales y los medios de comunicación masiva tuvieron que darle algún tipo de tratamiento al tema, con resultado dispar. De todas formas, la llegada de estas problemáticas a la televisión, espacio dedicado en general a despreciar y denigrar a las mujeres, fue amplificando lo recorrido en las calles y asambleas. Así, el repudio a los femicidas llevó también a denunciar al varón machista y violento, que es aquel que no renuncia a los privilegios que heredó producto de siglos de opresión hacia las mujeres. Pero la lucha de las mujeres va por la positiva: reivindica también a las sexualidades disidentes, el derecho al goce, y a decidir sobre el propio cuerpo. Esta última convicción impulsó la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito. O como dice la consigna popular: por “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. Porque aquí no se trata de “aborto sí o no”, sino de evitar la muerte de las mujeres de los sectores más vulnerables por abortos mal hechos. Pero sobre todo, prevenir su práctica. Creemos que estas luchas se inscriben en las que están dirigidas a ampliar derechos sociales, y lo celebramos como un ejercicio pleno de democracia popular.

10 abril 2018

LLAMADO A LA SOLIDARIDAD


Foto: Flia. Arce Vera.

El pasado 10 de enero un colectivo de la línea 26 atropelló y mató a Isabel Arce Vera poco después de las 20:00. El hecho ocurrió en el cruce de Valle y Del Barco Centenera, mientras Isabel andaba tranquila con su bicicleta. “La atropelló un colectivo que cruzó en exceso de velocidad… Ella venía por Valle en la bicisenda… el impacto fue tan grande que prácticamente falleció en el acto” nos explicó Diego Arce Vera, hermano de la víctima.
La causa judicial que investiga el hecho se encuentra en etapa preparatoria, y la familia participa como querellante damnificada. Pero los Arce Vera se encuentran con la dificultad de no contar con testigos presenciales, principalmente de gente que estuvo dentro del colectivo “porque tenemos varios entre los que asistieron a Isabel, pero no que hayan visto el impacto. Más teniendo en cuenta la velocidad del colectivo, que por las marcas que dejaron las gomas en el asfalto, debió ir a unos 70 km por hora, cuando tendría que haber ido a 30 al llegar a la bocacalle”.
Isabel tenía 44 años, y estudiaba para ser reportera gráfica. Era una chica muy libre y que amaba viajar. Cultora de la amistad, tenía una capacidad especial para reunir gente y generar vínculos duraderos. Así la recuerda su hermano Diego, que como toda su familia necesita una ayuda de la comunidad para esclarecer la muerte de Isabel y elaborar su duelo.

Cualquier dato o información dirigirse a Diego Arce Vera: Cel. 5411-3087-6399 – correo electrónico: arcevera@gmail.com

29 marzo 2018

“UNA BIBLIOTECA POPULAR PUEDE COMPLETAR TU VISIÓN DE TODO LO QUE TE RODEA”

A pocos días de cumplirse 90 años de la fundación de la Biblioteca Popular “Dr. Tristán J. González”, repasamos la historia de la institución con Rafael Beñacar, su bibliotecario.

La Compañía de tabacos “Nobleza” adquirió en 1920 el terreno que hoy ocupa la Facultad de Filosofía y Letras (Puán 420) para desarrollar sus actividades. Permaneció allí sesenta años, ya que en 1981 se trasladó al partido bonaerense de San Martín. Durante ese lapso participó activamente de la vida comunitaria de Caballito, debido a que la mayoría de sus empleados vivían en nuestro barrio. Uno de los hitos de aquella actuación fue la fundación de la Biblioteca Popular “Dr. Tristán J. González”, creada el 30 de marzo de 1928 por el Club Atlético “Pour La Nobleasse”, integrado por empleados de la empresa. Nueve décadas después hablamos con el bibliotecario Rafael Beñacar, quien está hoy a cargo del resguardo del patrimonio casi centenario de la mencionada institución, que aún hoy se ubica en Pedro Goyena 1579.
¿Cómo se preparan para el cumpleaños Nº 90?
Lo tomamos con tranquilidad, porque en realidad el 30 de marzo de 1928 se fundó como biblioteca a secas. Es decir que sólo estaba a disposición de los empleados y familiares de la empresa de tabaco “Nobleza”, que tenía su sede a pocas cuadras de acá. Recién el 9 de julio de 1929  es reconocida como biblioteca popular, y es abierta a todos los vecinos del barrio, entre los cuales se contaban casi todos los empleados de la empresa…
¿A qué se debe el nombre que lleva?
El nombre de Tristán J. González remite al médico de la empresa “Nobleza”, quién además de promover la fundación de la biblioteca, donó el inmueble donde se emplaza y una buena cantidad de libros. Se podría decir que él cimentó las bases de la biblioteca. Y como “Nobleza” estuvo de acuerdo con esto, empezó a otorgar un subsidio mensual para su mantenimiento.
¿La biblioteca incluyó siempre a los vecinos?
Sí, lo hizo siempre en tanto biblioteca popular. De no obrar de esa manera no hubiese sido considerada como tal. No se si sabés, pero el concepto de biblioteca popular es único a nivel mundial: todas las bibliotecas populares son argentinas. Su propósito es asegurar que la información esté en permanente conexión con la comunidad en la cual está inmersa. Su origen es atribuido a Sarmiento, y tiene que ver con la importancia que él le daba al hecho de que surgieran bibliotecas desde los barrios. En el resto del mundo tenés sólo bibliotecas privadas o públicas de gestión estatal, en sus niveles municipal, provincial o nacional. Eso no significa que las bibliotecas populares no tengan subsidio estatal…
¿Se puede decir que lo son en cuando a su gestión?  
Exacto, todas las bibliotecas son populares en cuanto a su uso, pero las que son como la nuestra surgieron de la inquietud de una comunidad en particular. En nuestro caso, nació de la iniciativa de algunos empleados de una empresa, lo cual no era usual. Algunos años después se fundó la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), con la cual nos relacionamos activamente desde 1995, año en el que la empresa “Nobleza” decidió dejar de pagar el subsidio a la biblioteca. También nos vinculamos con otras bibliotecas populares: hay más de dos mil en el país, y unas cincuenta en nuestra ciudad. Con estas últimas empezamos a coordinar más, entre otras cosas porque el subsidio de la CONABIP no nos alcanzaba. Organizamos distintos eventos y actividades para mantener las bibliotecas. Recién en 2007 salió como ley un subsidio específico del gobierno de la ciudad, y a partir de eso logramos una asignación gracias a la cual tenemos amparo los bibliotecarios (risas). Es decir que se empezó a considerar nuestro trabajo y su respectiva remuneración. En nuestro caso, desde la empresa hubo confianza en mi trabajo, y también un reconocimiento.  
¿Cómo funciona actualmente la biblioteca?
Tenemos asociados, aunque pocos. Algunos activos, que utilizan regularmente los servicios de la institución, y los pasivos que se asocian para colaborar. En una época las escuelas, sobre todo a nivel secundario, mandaban a sus alumnos como grupos de estudio. Eso en función de internet, y todo lo que se mueve por ese lado, fue mermando. Pero está activa la parte de los adultos, y también hay movimiento entre los padres de chicos en edad escolar, que los traen acá para que sus hijos se familiaricen con la lectura. De algún modo, la biblioteca se mueve en esos tres sectores: los adultos, los adolescentes y los chiquitos.
Al que viene por primera vez lo ponemos al día con las reglas generales, y lo orientamos en lo que necesite. Puede consultar libremente (gracias a los subsidios ya no pedimos una contribución), y quedarse toda la tarde leyendo en la biblioteca, si así lo desea. Se acepta consultas in situ o que traigan sus libros. Pueden venir con su computadora porque acá hay wi- fi. También hacemos préstamos de libros. Pero para ello sí se abona una cuota módica, que son 30 pesos por mes, y tres meses por adelantado.
¿Crees que la gente es consciente que en internet no está sintetizado todo el saber?
En una medida, yo te diría que se es consciente a nivel gubernamental pero no a nivel popular. Porque desde la CONABIP, por ejemplo, se hizo un aporte para financiar una carga parcial de los títulos que existen en esta y otras bibliotecas. Y gracias al catálogo centralizado que confeccionó, se puede acceder al conocimiento que está atesorado en las bibliotecas populares. Es decir que la CONABIP promueve la lectura y la difusión del libro. Y hace falta hacer ese trabajo, sobre todo con la irrupción de internet. Porque muchos creen que allí se resume todo el conocimiento, y claro está que no es así. Sí se pueden evacuar muchas dudas, pero otras no. Creo que a nivel popular eso no se conoce.
¿Cuál crees que es el rol que cumplen hoy las bibliotecas populares?
En las bibliotecas populares se apuntala la cultura general de las personas, nos da una amplitud que permite cambiar un poco el estilo propio, que a veces es demasiado específico. Una biblioteca popular puede completar tu visión de todo lo que te rodea.


La Biblioteca Popular “Dr. Tristán J. González” queda en Pedro Goyena 1579, y funciona de lunes a viernes de 15:30 a 20:00. Contacto: Tel. 4432-3118 - bib.tjgonzalez@gmail.com - www.bibtjgonzalez.blogspot.com.ar

19 marzo 2018

LA IMAGEN DEL AYER

“Cuando se sale del subterráneo en la estación Río de Janeiro, en dirección al oeste, la calle Rivadavia presenta a los ojos del transeúnte este interesante panorama, que refleja el enorme progreso de esta parte de la ciudad” indicaban las antiguas crónicas (Foto: Manuel A. Louzán,  publicada en el Nº 1002 de la revista “El Hogar” el 28 de diciembre de 1928).

LA IMAGEN DE HOY

El cruce de Rivadavia y Río de Janeiro es testigo de un trajín incesante de personas y vehículos 
(Foto: María del Pilar Loffredo, 5 de marzo de 2018). 

17 marzo 2018

LOS VECINOS QUE SE ORGANIZABAN…*

Imagen:  Revista “Caras y Caretas” Nº 393 (14/3/1906)
- ¿Qué fue lo primero que ustedes solicitaron a las autoridades?
- Lo primero que se solicitó fueron los pasos de piedra y alumbrado. El alumbrado en aquel entonces era a kerosene y había un farol en cada mitad de cuadra de algunas calles, pues calles había que ni eso tenían. ¿Se da cuenta usted de lo que sería el lugar hace 25 años? En los días de lluvia, debíamos meternos entre el barro para cruzar de una vereda a la otra. Las veredas, donde las había, eran de ladrillos y no tenían más de un metro de ancho, y en muchas calles quedaban a una altura de más de un metro sobre la calzada, por eso no era extraño que los que venían a visitar a sus parientes y volvían de noche, dejaran su cuerpo marcado en el barro de la calle al caer por un traspié o resbalón. Por lo general los parientes aprovechaban el verano para visitarnos, y aquellos que se atrevían durante el invierno regresaban a sus casas antes de ponerse el sol.
- ¿Hacía mucho que estaba usted radicado en el lugar?
- Mis padres se radicaron aquí en el año 1894; yo tenía entonces 5 años de edad. Recuerdo haber visto liebres y perdices entre los maizales y potreros.
- ¿Recordará usted entonces los primeros pobladores?
- Recuerdo que las únicas casas que había entre las calles Caballito, Donato Álvarez, Rivadavia y Gaona, eran las de Rocchi, que fue donde mis padres vinieron a vivir, y la de don Bartolo Deandreis, ambas edificadas en la calle Avellaneda entre la quinta de doña Anita y la calle que es hoy Paramaribo. Después había otra casita en la calle que es hoy Nicasio Oroño, propiedad de un tal “Banana”, apodo por el cual se le conocía. En la manzana comprendida por las hoy calles Avellaneda, Seguí, Georgestown y San Eduardo, estaba la quinta de Rosaspini. Todo lo demás pertenecía a la familia de Naón, quien explotaba la tierra con siembras de maíz, alfalfa y un gran monte de frutales y si mal no recuerdo se dedicaba también a la cría de caballos de carrera…


*Extracto de un reportaje realizado a Lorenzo Astianetti, primer Secretario General de la Asociación de Fomento 12 de octubre (en Revista “La Zona” Nº 56, 20 de octubre de 1935).

15 marzo 2018

EDITORIAL

La importancia de tener una educación pública de calidad es una idea que compartimos todos, al menos desde lo discursivo. Porque varios de sus supuestos defensores acérrimos critican impiadosamente a los docentes y alumnos cuando toman medidas de fuerza para mejorar sueldos magros o pedir reformas edilicias. Algunos hasta aplauden a docentes que realizan trabajos adicionales, luego de una puesta en escena mediática lamentable.
Según datos recogidos por SOS Caballito, en la ciudad de Buenos Aires el nuevo ciclo lectivo se inició con aproximadamente quince mil chicas y chicos fuera del sistema educativo por falta de vacantes. La cifra representa un 41% más que en 2017, dentro de la cual la falta de cupos en jardines maternales y salas de tres años significa un problema considerable.
No falta presupuesto sino voluntad política. Porque si vemos que el año pasado el gobierno de la ciudad gastó dos mil millones de pesos en publicidad, está claro que se hubiese podido destinar algo de aquellos fondos para, por ejemplo, recuperar las instalaciones del ex colegio Santa Rosa y transformarlas en una escuela pública.

Si de verdad sentimos un compromiso genuino con la educación pública, es menester apoyar a los docentes en su lucha salarial, y reclamar obras en los establecimientos educativos. Un buen comienzo sería exigirle al gobierno nacional la construcción de los jardines de infantes de los cuales se privaba la sociedad durante la existencia del Programa “Fútbol para Todos”...

CONFLICTO DOCENTE EN CABALLITO

La situación laboral de los docentes llamados “personal civil de las Fuerzas Armadas” es incierta. Quienes ejercen la docencia en instituciones que dependen del Ejército, por ejemplo los Liceos militares o escuelas como el “Instituto Social Militar Dr. Dámaso Centeno”, no son considerados docentes en términos legales. Eso implica, entre tantas otras cosas, que dichas personas están excluidas de las paritarias salariales docentes, lo cual redunda en una baja del salario de alrededor de un 50%. La Unión del Personal Civil de las FF.AA. (PE.CI.FA.), el gremio que corresponde al personal no militar de esas fuerzas, aún no convocó a ningún plan de acción, y son las propias bases las que empiezan a traducir su malestar en acciones concretas.
El caso del Dámaso Centeno es muy particular. Porque si bien en décadas pasadas se abocaba a recibir exclusivamente a familiares de militares (en un principio era escuela para huérfanos) se abrió a la comunidad civil, siendo un híbrido entre escuela pública (está bajo la órbita del Ejército) y colegio privado (toda vez que cobra cuota y no está subvencionado por el Estado en ningún porcentaje). Desde hace unos diez años convocan a docentes por medio de concurso público y abierto, y desde hace tres se otorgan las suplencias por medio de acto público, lo cual es correcto.
Ahora bien, hasta el año pasado y tras muchos planteos a las autoridades, se logró que una repartición gremial de la PE.CI.FA determinase que los docentes tendrán un convenio, pero que a la fecha sigue sin homologarse. Se han presentado al respecto varias notas y reclamos, los cuales no han obtenido aún una respuesta.
La pasividad de gran parte de los docentes ante esta situación es una mezcla de ausencia de conducción y miedo. Dicha falta de conducción, sumada a la circulación de información poco clara, ha limitado en su accionar a los trabajadores que sufren esta situación, con un sueldo que roza lo miserable (cargo testigo: $ 9.672 vs. cargo testigo de FF.AA: $ 6.086), mientras PE.CI.FA se dedica a esperar la llegada de algo que nunca aparece.
Los docentes en pie de conflicto demandan ser reconocidos como lo que son, es decir docentes. También reclaman la equiparación salarial y una compensación retroactiva desde las intimaciones cursadas. Pero fundamentalmente buscan que se replantee su encuadre legal, ya que al momento están excluidos de los convenios propios de su trabajo, lo cual implica estar en una posición desventajosa en la negociación.
De cara a las negociaciones salariales de este año, y frente al panorama poco optimista que plantea el gobierno a escala nacional, con paritarias que buscan mantenerse diez puntos por debajo de la inflación prevista por el Congreso, varios docentes pertenecientes a estas instituciones no descartan comenzar con medidas de fuerza para visibilizar el conflicto.

Fuente:

https://parabuenosaires.com/docentes-del-damaso-centeno-al-pie-conflicto-institucional/

13 marzo 2018

TALLERES GRATUITOS EN EL BARRIO

Foto: Lorena Perdomo
Entre los días 12 y 23 de marzo del corriente se desarrollará la inscripción a los talleres gratuitos que brindan los centros culturales oficiales, a instancias del “Programa Cultural en Barrios”. Quienes deseen anotarse podrán hacerlo a partir de las 18:00 en las respectivas sedes culturales, y el único requisito es la presentación del DNI (los menores de 18 años deben ir acompañados por una persona mayor de edad).
En lo que respecta a nuestro barrio, el detalle de los talleres disponibles en cada centro cultural es el siguiente:

- C. C. “Albero Olmedo” (Luís Viale 1052): artes plásticas, fotografía, danza contemporánea, danza fusión, danza orixas, danzas folklóricas, flamenco, ritmos caribeños, tango y milonga, charango, ensamble de guitarras- taller de canto popular, teatro, estiramiento y yoga y pilates.
- C. C. “El Eternauta” (Eleodoro Lobos 437): pintura, serigrafía, dibujo humorístico, historieta, comic y dibujo animado, fotografía, artesanías y técnicas en decoración, joyería y orfebrería, acrobacia de piso, contorsiones, malabares, malabares y swing, verticales, hula hula, contact e improvisación, dance hall, danza afrolatina, danza contemporánea, danzas folklóricas, hip- hop y breakdance, lindy hop, salsa, Street dance, taller literario, cajón peruano, canto latino y popular, guitarra, percusión, improvisación teatral y técnica del clown, magia e ilusionismo, teatro, teatro jóvenes y hatha yoga.
- C. C. “Lola Mora” (Río de Janeiro 946): crearte: dibujo y pintura infantil, escenografía, historieta, cine debate, foto, video y laboratorio, serigrafía, telar, capoeira, maquillaje teatral, murga infantil, compañía de danzas folklóricas, compañía de tango, danza afro, danzas árabes, danzas folklóricas, danzas griegas, flamenco, salsa y tango salón, tango, taller literario, coro adultos mayores, ensamble, coral, repertorio y técnica vocal, música andina, comedia musical, teatro adolescente, teatro infantil, teatro inicial y formación y producción.
- C. C. “Sebastián Piana” (Puán 360): plástica y escenografía, plástica infantil, fotografía, guion cinematográfico, clown, biodanza, danzas folklóricas y ballet folklórico, flamenco, introducción a la danza afro, ritmos caribeños, tango para adultos, tango técnica femenina, narrativa brevísima y taller literario, radio para adolescentes, canto y técnica vocal, guitarra, guitarra infantil, percusión latina y afrobrasilera, actuación para avanzados, comedia musical, teatro infantil y teatro inicial y teatro y montaje teatral.  

Cabe recordar que el “Programa “Cultural en Barrios” se creó en el año 1984 con el fin de brindar un servicio gratuito y de calidad a los vecinos de la ciudad. Y que es preciso usufructuar y proteger los espacios que este programa abrió a la comunidad en sus casi 35 años de existencia.

Contacto:
Facebook: Dirección General de Promoción Cultural

Twitter: @culturabarrios 

08 marzo 2018

SOS CABALLITO SIGUE EN EL CAMINO DE RECUPERAR AL EX COLEGIO SANTA ROSA COMO ESCUELA PÚBLICA

Foto: www.ute.org.ar
Un nuevo ciclo lectivo se inicia y quedaron fuera del Sistema Educativo por falta de vacantes en la Ciudad de Buenos Aires, aproximadamente, quince mil chicas y chicos.
La cifra representa un 41% más que en 2017.
La Constitución de la Ciudad en su art.23, establece que el Estado debe "asegurar la igualdad de oportunidades y posibilidades para el acceso, permanencia, reinserción y egreso del Sistema Educativo".
La Convención Internacional sobre los Derechos del Niño señala que se garantice el derecho a la educación desde la cuna.
En la Ciudad y el barrio hay una falta muy grave de Jardines Maternales y salas de 3 años.
Asimismo, hay escuelas de nivel medio, que comparten edificio, (Normal 4 con Liceo 2, Nacional 17 con Comercial 29 y Comercial 23), lo que ocasiona múltiples dificultades  para el cumplimiento del proyecto pedagógico.
Reiteramos lo escrito en notas anteriores: El Ex Colegio Sta Rosa reúne las condiciones espaciales para resolver una parte de la demanda, además de los valores históricos y arquitectónicos que lo identifican con el barrio de Caballito.
No falta presupuesto, falta voluntad política para resolver su recuperación como escuela pública. El año pasado el Gobierno de la Ciudad, gastó dos mil millones de pesos en publicidad, si se hubiera destinado una parte de ese dinero en la recuperación del Ex Santa Rosa, muchas familias hubieran resuelto la problemática educativa de sus hijos e hijas.
Existen tres proyectos de ley en la Legislatura de la Ciudad que avalan este pedido de SOS Caballito, del CCC de la Comuna 6, de los vecinos y familias. Es urgente reactivarlos para dar respuesta a esta necesidad.
Los proyectos de ley tienen que avanzar y esperamos que los legisladores cumplan con su tarea de impulsar su tratamiento.
Por último, nuestro compromiso con la Escuela Pública con sus postulados de democratización, inclusión y respeto por el saber, el pensamiento crítico, el uso de la libertad en este contexto histórico, hacen que sigamos en el camino de recuperar el Ex Colegio Sta Rosa como Escuela Pública.

                             ESCUELA  SÍ   TORRES  NO

  
   SOS Caballito:       soscaballito@gmail.com
   Visite nuestro blog: www.sos-caballito.blogsp ot.com
   Visite nuestro sitio: www.soscaballito.com.ar