03 diciembre 2015

CESIONES NON SANCTAS


El pasado 26 de noviembre la Legislatura porteña dio la sanción definitiva a una ley que transfiere una quincena de terrenos de la ciudad a la órbita del Arzobispado de Buenos Aires. La iniciativa fue impulsada por el Ejecutivo local, que consideró dichos predios como “innecesarios”. En el listado original figuraba una parcela ubicada en Rivadavia y Campichuelo, perteneciente a la Escuela Nº 3 D.E. 7º “Primera Junta” y al Jardín de infantes “Margarita Ravioli”, que la Parroquia Nuestra Señora de Caacupé reclamaba como propia. Pero la comunidad educativa en su conjunto se movilizó para impedirlo, y ese terreno quedó finalmente fuera del listado del proyecto convertido en ley.
Cabe recordar que todo ese terreno fue expropiado en 1937 con la finalidad de construir allí la Intendencia municipal, proyecto que finalmente se frustró. Y que en 1983, tras años de haber sido utilizado con diversos fines, el predio acogió a la escuela mencionada. Pero también que ese mismo año, y considerando que en el sitio había una capilla en desuso desde la expropiación, la municipalidad dispuso otorgar al Arzobispado de Buenos Aires la tenencia a título precario y gratuito por el término de 20 años de una superficie de 1975,33 mts². Posteriormente se amplió el terreno cedido, por cuestiones prácticas de acceso a la capilla. Ese es el germen de la disputa, ya que la iglesia fue ocupando espacios cuyo uso le correspondía legalmente a la escuela.
La comunidad educativa realizó una movilización frente a la puerta de la escuela el martes 17 de noviembre, y al día siguiente expuso sus argumentos en una audiencia pública en la Legislatura porteña. Contó además con el apoyo de distintos legisladores, quienes visitaron la huerta y parte del polideportivo que se ubican en los terrenos en cuestión. El vicepresidente de la cooperadora de la Escuela 3 y delegado representante de las cooperadoras de toda la Comuna 6, Mariano Yáñez, consideró la exclusión del caso de la parroquia de Caacupé como un logro que va “más allá de la comunidad educativa: es un logro de toda la ciudadanía, los vecinos nos respaldaron mucho. El próximo paso que queremos tener es una reunión con el Arzobispado y que en catastro se determine qué corresponde a la escuela, y que se retrotraiga la usurpación de un párroco que mandó a hacer una obra ilícita durante un receso escolar”. Asimismo, agregó que “en general, no nos parece bien que se den a título gratuito terrenos de la ciudad de Buenos Aires, entendemos que tendría que haberse contemplado cada caso en particular y por separado porque son realidades distintas las de cada terreno”.
La ley sancionada considera “oportuno transferir su dominio a título gratuito al Arzobispado de Buenos Aires a fin de que continúe con su labor pastoral” y abarca inmuebles “en los que actualmente funcionan distintas instituciones de la comunidad Católica Apostólica Romana, donde desarrollan tareas eclesiásticas”. Pero “estos terrenos debieron en todo caso venderse al Arzobispado, que los adquiera como todos lo hacemos y que esos fondos vuelvan a la población general de la ciudad”, finalizó Yáñez.

Fuentes consultadas:
- Informe de Leandro Bernis.
- “Otras escrituras para las parroquias”: en diario “Página/12”: 27 de noviembre de 2015.

No hay comentarios: