05 mayo 2015

CICLO DE CINE ESCLAVITUD Y ESCLAVITUD ASALARIADA

Hoy a las 20:00 empieza el ciclo de cine "Esclavitud y esclavitud asalariada" en la c.a.s.o. "La Sala" (Avellaneda 645).

«Hay, y siempre ha habido, una curiosa afinidad entre trabajo asalariado y esclavitud. No tan sólo porque fueran esclavos de las plantaciones de azúcar del Caribe los que proporcionaban productos con alto contenido energético que facilitaban el trabajo de gran parte de los primeros obreros, ni porque gran parte de las nuevas técnicas científicas de gestión del trabajo aplicadas en las fábricas de la Revolución industrial se pudieran rastrear hasta aquellas mismas plantaciones de azúcar, sino también porque tanto la relación entre amo y esclavo como entre empleador y empleado son, en principio, impersonales: hayas sido vendido o seas tú mismo quien se alquila, en el momento en que el dinero cambia de manos quién seas deja de tener importancia; lo único importante es que seas capaz de comprender las órdenes y hacer lo que se te diga». (David Graeber, En deuda, p462 y p465) 
El trabajador asalariado es libre... libre de propiedad, libre de sus medios de producción y hasta es libre de no trabajar si así lo decide, su patrón no puede obligarlo tal como el amo obliga al esclavo, porque ambos saben que se es libre de trabajar así como de morir de hambre o pudrirse en una cárcel. 
El trabajador asalariado debe poner en funcionamiento su propia coerción sobre sí mismo para sobrevivir. No se le proporciona ni casa, ni comida como sí al esclavo, ni tiene un terreno donde cultivar para mantenerse con su familia como si lo tenía el campesino feudal. Debe obligarse a trabajar y no tanto como lo indique su estómago y el de sus allegados, sino como y cuando quiera el patrón, que a su vez debe producir y vender según las necesidades mundiales del Capital. 
El sistema capitalista “terminó” con la esclavitud y la servidumbre solo para incluirlas dentro de sí. Estas no desaparecieron, simplemente perdieron su calidad de “modo de producción” para integrar el vasto entramado capitalista. Vasta pensar un un teléfono, de los que debe haber mas de uno a pocos metros a tu alrededor: un cacharro de alta tecnología ensamblado por humanos-máquina, producido en fábricas de cierta complejidad técnica, con coltan extraído en condiciones de semi-esclavitud, vendido por típicos asalariados detrás de un mostrador en un centro comercial, siendo a su vez una de las mercancías vedette del mercado negro callejero. Es que el Capital precisa de una variedad de matices dentro de su forma así como del mercado legal e ilegal, así como también incluir modos de producción anteriores y ponerlos en funcionamiento para maximizar la ganancia.

SOBRE EL CICLO DE CINE
Sabemos que una película no es un fiel relato de lo sucedido, sucede o podrá suceder. Sabemos también que cada espectador señalará en cada film uno o distintos errores... de todos modos modos proponemos este ciclo de cine-debate como una buena oportunidad para compartir un momento de reflexión sobre las condiciones históricas de explotación y opresión. Los especialistas señalarán en cada escena el error que pertenezca a su jurisdicción. El antropólogo notará horrores al representar a tal o cual tribu, el interesado por la lingüística se dará cuenta que no se puede aprender tan rápido un idioma y el historiador supondrá graves fallos de método al describir un suceso. Sin embargo, así es el mundo del cine, no solo está plagado de errores que sobresaltan a estudiantes, profesores y especialistas, sino que su mismo lenguaje es tramposo y limitado. Las personas y los lugares tampoco tienen olores así como muchos años pueden pasar en segundos y aquello ya no sobresalta a nadie. Del mismo que modo la mayoría de las historias del cine y la televisión tratan al espectador como un tonto y no parece ser una molestia. 
Como decían unos amigos: «Les invitamos a participar del siguiente juego: presenciar ciertas películas que, más allá de su intención comercial-cultural, encierran autenticas críticas a la realidad de ésta sociedad, abarcando no solo las miserias más palpables y evidentes sino a las condiciones culturales, subjetivas y hasta espirituales que estás poseen y que las películas que proponemos de cierta forma lo hacen presente, ya sea en su narración histórica, en su contexto social, en el imaginario que representan, en su atmósfera. (Ciclo de cine Desviando la mirada realizado en Buenos Aires en La Sala así como en Los libros de la esquina) 
Sin duda, tendremos que preguntarnos entre otras cosas por qué en estos tiempos podemos encontrar mas crítica social en un film comercial que en ciertos análisis que se pretenden críticos y no-comerciales. 


MARTES 5 DE MAYO 
MAN FRIDAY
1975 | Reino Unido | 120 min. | Dir.: Jack Gold 

Los días de soledad de Robinson Crusoe tocan su fin cuando lo que él considera unhombre salvaje aparece en lo que considera su isla. Crusoe lo bautiza como Viernes y le hace su sirviente, pretendiendo además que aprenda y adopte sus costumbres, pero el salvaje no puede ni quiere olvidar su origen. Por otra parte, entiende que para sobrevivir en el civilizado mundo del náufrago, tiene que actuar con astucia y adoptar, aunque sea en apariencia, sus normas. 
En la película se confrontan las nociones de Robinson, quien «ha logrado salvar del naufragio: reloj, libro de cuentas, tinta y pluma, y se apresura, como buen inglés, a contabilizar su vida» (Marx, El Capital) con las de un ser humano que vive en una sociedad no-capitalista. Viernes no comprende y hasta se burla del trabajo, el dinero, la represión sexual, la competencia, el deporte, la religión, las guerras y todas aquellas cuestiones que nosotros, habitantes del mundo del Capital, vemos con tanta naturalidad como si siempre hubiesen estado allí. 
Marx llamó justamente robinsonadas a las explicaciones que exponen los economistas burgueses –que persisten hasta la actualidad– para argumentar la esencia y el destino de los seres humanos, es decir, que todos seríamos naturalmente egoístas, calculadores, competitivos, etc, etc... Así el individuo de la sociedad capitalista se les presenta no como un resultado histórico sino como punto de partida de la historia para explicar el pasado y el futuro.Esta película no está basada directamente en el clásico Robinson Crusoe sino en la obra teatral Man Friday escrita por Adrian Mitchell en 1972.

c.A.s.o laSalA

No hay comentarios: