14 febrero 2015

EL PASAJE BERNASCONI

      La iglesia Caacupé queda próxima al lugar donde se emplazaba el pasaje 
      Bernasconi (Foto: www.caacupecaballito.com.ar).
En mayo de 1981, el antiguo Pasaje Bernasconi dejó de existir. Nacía en Rivadavia 4893, entre Campichuelo y Florencio Balcarce, y se recostaba a la izquierda del supermercado que, aún hoy, ocupa el predio de la primitiva mansión de José Bernasconi. Recordemos que esta persona adquirió el 28 de septiembre de 1903 una residencia ubicada en Rivadavia 4903, demolida en diciembre de 1958. En 1905, él mismo había mandado edificar hacia el lado norte de su vivienda el primer grupo de departamentos conocido en Caballito, y ello dio lugar al pasaje que llevaba su nombre. En el flanco derecho del Pasaje Bernasconi se extendía una acera angosta, que se iniciaba en un descampado agreste donde crecían los matorrales bajo un coro de cigarras. Según dicen los memoriosos, allí se emplazaban dos viviendas de importancia: una perteneciente al pintor Antonio Berni, y otra destinada a biblioteca pública. Yendo más al fondo del extinto pasaje, siempre por el lado derecho, se veían las casas de techos inclinados a dos aguas, desde donde descendían las antiguas canaletas de desagüe.
Nuestro paseo imaginario por el Pasaje Bernasconi nos brinda unos frentes de casa que muestran los rigores del tiempo. Algunas viviendas poseen pequeños jardines con alambrados cubiertos de trepadoras. Tras, estrechas puertas de hierro a través de las cuales se observa la empinada escalera que conduce al primer piso. Continuamos avanzando y, ahora por la izquierda, desembocamos a la calle Yerbal, que termina en fondo de saco luego de subir tres peldaños. Sin embargo, el pasaje que mentamos continúa unos metros más hasta el alambrado del ferrocarril Sarmiento, oculto por enredaderas.
Este pasaje llamado popularmente “alemán”, por la nacionalidad de la mayoría de sus habitantes, se emparenta también con un hecho histórico ocurrido en la casa de José Bernasconi. Resulta que el entonces presidente Julio Roca se alojaba transitoriamente allí. Y el 4 de enero de 1881 tuvo lugar el primer enlace telefónico de la ciudad, entre la mansión Bernasconi y el domicilio del ministro del Interior, Dr. Bernardo de Irigoyen (en Florida y Tucumán). Ensayo que se frustró por la intromisión del pequeño sobrino del primer mandatario. Más allá de esta anécdota, sentimos la desaparición de estos espacios únicos como la fuga de aquellos olores y sonidos singulares de barriadas como la nuestra…*.

* Fuente: “Los ignorados pasajes de Buenos Aires” (Eduardo Luís Balbachán)


(Publicado originalmente en la edición Nº 13 de marzo de 2006)

2 comentarios:

Daniel Sale dijo...

En el Anuario de Arquitectura de 1922 figura fotos y planos de Rivadavia 4909 (junto al pasaje Bernasconi), de la casa (Hotel Particular) de Don Alberto Grimoldi, diseñada por los arquitectos Alberto y Alfredo Olivari. No se dónde ubicar la de Bernasconi ...

Caballito Regalado dijo...

Qué bueno Daniel, si podés pasanos esas fotos a caballitoregalado@yahoo.com.ar. Respecto a tu inquietud, nosotros tampoco tenemos fotos de esa casa. De todos modos, estos meses de verano los aprovechamos para ir a los archivos, así que nos anotamos esto como tarea. Saludos y gracias por comunicarte.